Deten la caída del cabello con estos sencillos pasos

Quizá ya habías notado que hay temporadas en las que tu cabello se cae más (y si no, es bueno que lo sepas). Esto se debe a que inicia una nueva fase de crecimiento por lo que es más propenso a caerse.

Este es un tema que a todas nos preocupa e incluso nos asusta un poco, pues el ver los mechones en el resumidero o nuestro cepillo, puede ser algo impresionante. ¡No te alarmes! Es algo completamente normal y no te vas a quedar pelona. Pero si estás harta de que tu cabello se caiga existen ciertas medidas que puedes tomar.

Date un buen masaje

Nada que un masaje no arregle

Estimula el crecimiento del cabello masajeando el cuero cabelludo con las yemas de los dedos en la ducha por cinco minutos. No olvides utilizar champú y acondicionador que se adecuen a tus necesidades para que obtengas un mejor resultado.

Resiste el impulso de frotarlo

No toques tanto tu cabello
No toques tanto tu cabello

Si al salir de la regadera eres de las que frotan su cabello contra la toalla con mucha fuerza, ¡alto, lo estás haciendo mal! Aquella daña tu cabello a causa de su textura áspera pues rompe la fibra capilar, causando debilitamiento. Usa mejor una toalla de microfibra o una camiseta, ¡y no frotes! Solamente da suaves palmadas.

Descansa del calor

Utiliza menos la secadora de cabello

Aunque puede ser el consejo más obvio de todos, también es el más ignorado. Sabemos que a veces traes el tiempo encima y la secadora te quita un gran peso de encima al acelerar el tiempo de secado, mientras que la plancha y el rizador te dan un gran look. Lo mejor es que te levantes unos minutos antes para que dejes secar tu cabello al natural y para estilizarlo usa cremas para peinar.

No lo cepilles tanto

Cepilla sólo lo necesario

Cepillar el cabello activa la circulación del cuero cabelludo, lo que te da un cabello más suave, brillante, sano y también largo. Pero, al igual que todo en la vida, el abuso es perjudicial. Lo mejor es cepillarlo dos veces al día (por la mañana y antes de acostarnos), aunque si tu cabello es muy propenso a enredarse puedes aumentar la cantidad de tres a cuatro veces.

Evita el estrés

Unos minitos de relajación no caen mal

Si has cuidado todos los puntos anteriores y aun así notas que se te cae mucho el cabello, quizá sea la hora de que sepas que no solo los factores físicos afectan a nuestra melena: también los emocionales y psicológicos.

No dejes que tu rutina diaria te cause preocupaciones, toma tes relajantes, medita una hora diaria, realiza tu actividad favorita y procura dormir bien para estar en el mejor estado mental posible.

Los alimentos pueden influir directamente en la salud de tu cabello

Los alimentos y la salud de tu cabello

Como cualquiera otra parte de nuestro cuerpo, el cabello necesita una variedad de nutrientes para crecer y mantenerse sano, por lo que si quieres reducir significativamente su caída debes incorporar a tu dieta las siguientes vitaminas y minerales.

Vitamina A para combatir el cabello quebradizo

La vitamina A y sus beneficios

Este se da por la poca elasticidad y la mejor aliada para combatir el problema es la vitamina A.

Los alimentos que la contienen son leche, queso, zanahoria, brócoli, coliflor, espinacas, melón, albaricoque, mango, res, pollo, pavo y pescado.

Vitamina B para fomentar el crecimiento

Si tu cabello quieres crecer, vitamina B tienes que comer

Si pasan MESES para que el cabello te crezca un centímetro, probablemente te haga falta hidratación y consumir vitamina C.

Los alimentos que la contienen son cereales, legumbres, leche, huevos, pescado, almejas, hígado y carne de res.

Vitamina C para eliminar las puntas abiertas

Menos puntas abiertas

Si el problema es que batallas diariamente con las puntas abiertas, la vitamina C será tu gran aliado.

Los alimentos que la contienen son naranja, limón, fresa, kiwi, guayaba, melón, mango, papa, brócoli, pimiento y tomate.

Hierro, magnesio y zinc para evitar la caída

Deten la caída de tu cabello con Hierro, Magnesio y Zinc

Para minimizar la cantidad de cabello que dejas en la regadera y en el cepillo estas tres sustancias lo fortalecerán.

Los alimentos que los contienen son frutos secos, pescados, brócoli, alcachofa, espinaca, granos y lácteos.